El Sábado de Transfiguración empezaba bien tempranito en La Sentencia pues, ca’uno desde su casa se preparaba para un almuerzo más que especial.

El salón de nuestra casa cuartel se vestía con galardones para recibir la visita de nuestras madres. Un almuerzo muy esperado por todos los hermanos del cuartel, pues sería la primera vez que compartiríamos mesa con ellas. Algunas de ellas era la primera vez que gozaba de dicha oportunidad y otras tantas sí que habían asistido a ciertas comidas en otras corporaciones, pero nunca con sus hijos. De aquí la importancia y la ilusión con la que afrontamos dicho evento.

El almuerzo transcurría aparentemente tranquilo, nuestras madres se iban conociendo y también hacían hincapié en conocernos a nosotros, a los “hermanos de mi hijo”, tal y como se escuchaba en la mesa. Preguntaban, miraban y brindaban como, imagino solo una madre puede hacerlo: con mucho orgullo.

Pronto comenzaron las intervenciones y solo cabían palabras de agradecimiento y de felicidad por lo que La Sentencia estaba viviendo en ese momento, una vez más, creando historia viva dentro de nuestro cuartel, ahora también de ellas. Hubo incluso quien se animó a cantar una cuartelera con su hijo, como fue el caso de nuestro hermano Javier Urbano y su mamá Mari Estepa, acto que los presentes agradecimos y aplaudimos, pues eso solo nos hacía ver que nuestras invitadas se sentían más que a gusto y felices de acompañarnos.

Resaltar también la intervención de Mari Navas, mamá del hermano Francisco Trenas, quien tomó la palabra para comunicarnos que la mantelería que ese mismo día estábamos estrenando era un regalo que nos habían hecho entre todas las madres de los hermanos de la Corporación. Desde aquí, volvemos a agradecerles a todas ellas este detalle que, sin duda, sabremos aprovechar y tratarlo con cariño por tener el significado que tiene.

En definitiva, fue una jornada que disfrutamos como niños chicos, con una compañía inmejorable, en la que hubo muchas risas, lágrimas y por supuesto ilusión.

Tal y como culmina la poesía:
“Viva la Semana Santa y el pueblo que me acogió,
viva toda su gente y la madre que os parió.”

«…todos esperamos que, a partir de hoy, os sintáis un poquito más orgullosas de nosotros…»


David Bascón Esojo

Hermano de la Corporación

1 Comentario

  1. Raul Garcia

    ¡Un día para la historia de la Corporación!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Asociación La Sentencia de Jesús - 1º de los Afligidos. Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es la de gestionar y moderar los comentarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1&1 Internet España, S.L.U. (proveedor de hosting de lasentenciadejesus.com) dentro de la UE. Ver Política de Privacidad de 1&1 Internet España, S.L.U. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiéndonos a info@lasentenciadejesus.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: https://www.lasentenciadejesus.com, así como consultar nuestra Política de Privacidad.

error: