Sólo se me ocurre para definir este día el adjetivo “ESPLÉNDIDO”.
Espléndido día que la Sentencia de empeña en comenzar bien temprano, ya sea por unos u otros motivos. Será por el amor a la figura del Domingo de Ramos o por ilusión propia del inicio de un nuevo sueño, NUESTRA SEMANA MAYOR.
Como si de una guantada se tratase, me encuentro ayudando a mi hermano Gregorio Triviño a transportar una verdadera joya/reliquia y, si se quiere, un verdadero tesoro. Las 14 estaciones representadas, que ya de por sí valen su historia en oro, si a la restauración de Jesús Gálvez se le suma la magistral y antológica puesta en escena través de la voz de Grego, no tenemos más remedio que sentirnos unos verdaderos privilegiados que cada vez que dirigen las miradas a sus paredes, el asombro/admiración es imposible de disimular.
Esta fue la entradilla al gran almuerzo que ya desde su inicio contaba con una flamante mesa repleta de hermanos de la Corporación e invitados con más solera y voz en esta mesa que los propios hermanos. Cada año nos sorprenden con el amor e ilusión que a la Corporación nos procesan a través de su mirada y trato.
Suenan cuarteleras y cánticos, palabras que cubren las entretelas de nuestros corazones de orgullo y una saeta de nuestro gran amigo “Tati” que llevó a lo más hondo de nuestro apetito musical.
De repente las corbatas “tiemblan”. Los saquitos de las papeletas nos abruman. El sorteo de figuras nos empapa de nerviosismo. Ese réquiem sagrado nos supera cada año más, el comercio gratuito de los cambios cuyos contratos se firman con la “uvita” más sabrosa de todas cuantas se toman.
Tras un pequeño paseo para tomar aire y ver la procesión, los hermanos van regresando al acuartelamiento propio de esa noche.
MÁGICA E INIGUALABLE: no se sabe explicar desde el seno de la Corporación cuánto sentimiento se ha derramado en forma de lágrimas en años atrás.
Sigue sonando el tambor, brindis, humo y cuarteleras. El hermano Raúl García se entretiene en tocarnos la fibra sensible con unas palabras hacia la Corporación agitando nuestros pulsos y dotando al tiempo de tapeo de un toque serio y entrañable.
Se acerca el momento, alguien va a recibir una sorpresa que jamás olvidará, su cuartel decide que es un ejemplo. Un hermano que se merece que se le diga que su cuartel lo quiere.
Se apaga la luz, habla el presidente. Algunos apuntes de sus palabras van por los derroteros que yo presentía; pero el alma se me congela cuando los datos no cuadran con lo que mi hermano Trenas me había dejado de caer horas antes. Empieza a sonar la palabra Humildad, MI BANDERA, y cuando quiero saber el por qué de este error Óscar me levanta y ¡POR DIOS, ES QUE SOY YO!
Flotando obedezco y, si queréis que os diga la verdad, pierdo las nociones del orden de los acontecimientos. La satisfacción de torna en lágrimas de agradecimiento eterno por este regalo, cuyo presente lo acerca un repartidor que lleva mi sangre y su mensaje mi ADN hasta la eternidad.
Para finalizar este día, nuestra última subida (medalla en pecho) y cena de intimidad siempre sembrada de detalles y coletazos de nuestra ya extinguida cuaresma.
Resalto para el final las conversaciones con los hermanos, las cuales fructíferas en abrazos de verdad.

¡GRACIAS A TODOS UNA VEZ MÁS!
¡VIVA LOS DOCTORES DE LA LEY!
¡VIVA LA SENTENCIA DE JESÚS!

 

…“no soy merecedor de este sueño, pero a orgullo he de tener ser un hermano ejemplar por decisión de mi pueblo, (mi Sentencia)”…


Francisco Morillo Jurado

Hermano de la Corporación

1 Comentario

  1. Grego

    Enhorabuena Paco!! Poeta!!!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Asociación La Sentencia de Jesús - 1º de los Afligidos. Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es la de gestionar y moderar los comentarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1&1 Internet España, S.L.U. (proveedor de hosting de lasentenciadejesus.com) dentro de la UE. Ver Política de Privacidad de 1&1 Internet España, S.L.U. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiéndonos a info@lasentenciadejesus.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: http://www.lasentenciadejesus.com, así como consultar nuestra Política de Privacidad.

error: