Hermanos, quería en estos momentos tan difíciles que nos ha tocado vivir, días de confinamiento en nuestras casas, trasladaros una pequeña reflexión que hace unos días mi Padre quiso plasmar en unas líneas, la cual me gustaría compartir con vosotros. La Cuaresma termina y con ella nuestro periodo de preparación y reflexión, asumiendo nuestros pecados y, creo que también, intentando buscar algo importante: el Perdón.

EL PERDÓN

«En este momento de bloqueo e inactividad en plena Cuaresma, período de reflexión en otras circunstancias, lleno de hermanamientos en torno a una mesa y de sentidas vivencias, ante este parón emocional y obligada clausura fluye en mi mente la palabra Perdón, en cuya reflexión me lleva a lo más profundo del amor. Cómo es posible que en esta palabra se aglutine tantas cosas que benefician al ser humano y, aunque su práctica es muy escasa y de poca profundidad, cuando la ejercitamos descubrimos el gran beneficio que nos da. Analizando el acto en sí, nos puede parecer un gesto de debilidad, de otorgamiento a la imposición de los demás, pero nada más lejos, nuestro prójimo a veces solo con esta concesión es capaz de pasar a su estado de humanidad, desarma a nuestro prójimo de recursos nacidos de su inteligencia y lo transporta al mejor estadio de su ser: el humano, único para comprender cómo otro ser humano es capaz de darse el perdón nos coloca en ese estadio de inferioridad, en cuyo ejercicio de su concepción aparece lo mejor de nosotros mismos, nos libera del orgullo, que tanto mal a veces nos hace, del egoísmo que tanto daña nuestro corazón y desde esa hipotética sumisión surge nuestro amor. El perdón facilita una nueva oportunidad a un ser que quieres, pero que desde ese momento amaras más, abre cualquier relación a un estadio superior. En este periodo de Cuaresma, procesionamos de nuevo como cada año la Pasión y Muerte de nuestro Señor, a veces sin apenas darnos cuenta que, al final de esa representación, llegamos cada año al mayor perdón que hemos recibido o podamos recibir: la muerte por nosotros de nuestro Señor.»

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Asociación La Sentencia de Jesús - 1º de los Afligidos. Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es la de gestionar y moderar los comentarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1&1 Internet España, S.L.U. (proveedor de hosting de lasentenciadejesus.com) dentro de la UE. Ver Política de Privacidad de 1&1 Internet España, S.L.U. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiéndonos a info@lasentenciadejesus.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: https://www.lasentenciadejesus.com, así como consultar nuestra Política de Privacidad.

error: