¡Primer sábado de cuaresma de 2021! Sí hermanos, hoy deberíamos estar subiendo al Calvario, para después restarle la primera patita a nuestra preciada vieja. Esa que nos hace contar cada sábado hasta llegar al culmen de emociones, la que es calendario de todo buen manantero y a la que echaremos tanto de menos.

Este año va a ser muy difícil para todos, otra Cuaresma pausada, de la que saldremos adelante juntos y que nos hará más fuertes. Apreciaremos mil veces más lo que en antaño nos pasaba desapercibido. Valoraremos cada segundo que estamos en el cuartel, cada cántico, cada abrazo eterno con un hermano… Todo será diferente a partir de ahora, pero unidos, seguiremos siendo grandes. Tan grandes como el hermano que hoy tiene el privilegio de empezar la cuaresma llevándose la primera pata de nuestra vieja.

Un hermano ejemplar donde los haya, una persona peculiar, al que cuando falta en la mesa se le echa muchísimo de menos y más, en estos momentos tan dolorosos, ya que él en sí, es todo amor. Es uno de los hermanos al que considero pilar fundamental de la Sentencia.

Puedo sentirme afortunado de que nuestra amistad haya traspasado los muros del cuartel y de que me hayas guiado con tus consejos tanto dentro, como fuera de él. Me has hecho crecer como manantero y sentenciado.

Te damos mucha “caña” cuando entonas una cuartelera, y te decimos cariñosamente cosas como: “¡cualquier día te explota una vena!” o “Popeye” por tu forma tan peculiar de cantar.

Sí, hermano Antonio Luque, hablo de ti, me siento orgulloso de que seas sentenciado, de que puedas compartir con todos nosotros cuartel, de que estés ahí cuando más te necesitamos. Siempre estás dando amor y esos abrazos que reconfortan.

Has tenido una trayectoria envidiable tanto dentro como fuera del cuartel, siendo costalero de la Santa Cena y Nuestro Padre Jesús de los Afligidos, luz y guía de la Santa Cruz, como sentenciado empezaste con pequeños cargos en directiva hasta llegar a ser presidente, e incluso has tenido el mayor honor que puede otorgarse a un hermano, ser ejemplar para tu Corporación.

Gracias por ser como eres, no cambies nunca hermano.

«¡Un fuerte abrazo para el hermano Antonio Luque Molina!»

Ezequiel Migueles Ruiz

Presidente de la Corporación

2 Comentarios

  1. Antonio

    La pureza es excelencia.

    Agradezcer a mis hermanos y a mi presidente la entrega de este tesoro, el cual cada uno de los mananteros ansía alcanzar y poder colocar entre sus enseres que forman su rincón celestial.
    En estos tiempos que corren para ninguno de nosotros es fácil pasar de largo esta época que ya nos ha vuelto a llegar, por la que cada año trabajamos duramente para poderla disfrutar… en un salón, en la calle, en algún lugar donde un hermano una uvita te pueda brindar, en cualquier rincón.
    Es un honor haber podido abrir esta Cuaresma en Carnaval. Es un honor ser pontano, manantero y cristiano. Un honor ser sentenciado.

    Feliz Cuaresma a todos y feliz Tentaciones.

    ¡Viva el Grupo!

    Responder
  2. Grego

    Enhorabuena hermano. Un fuerte abrazo!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Asociación La Sentencia de Jesús - 1º de los Afligidos. Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es la de gestionar y moderar los comentarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1&1 Internet España, S.L.U. (proveedor de hosting de lasentenciadejesus.com) dentro de la UE. Ver Política de Privacidad de 1&1 Internet España, S.L.U. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiéndonos a info@lasentenciadejesus.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: https://www.lasentenciadejesus.com, así como consultar nuestra Política de Privacidad.

error: