Fue el pasado sábado un día difícil de olvidar. Amanecía el día con una sonrisa especial, pues aquellos que hicieron la historia y son puro amor nos visitaban para deleite de todos los asistentes. Los “abuelos y abuelas” de la Residencia Inmaculada Concepción de Puente Genil almorzaron junto a los hermanos de la Corporación en la casa-cuartel de la misma. Una especial jornada de convivencia, donde contamos con varias intervenciones de residentes, entre ellas la bendición de la mesa y alguna que otra emotiva poesía. La Corporación correspondió a esta visita donando un pequeño presente de recuerdo de este día a su directora y obsequiando con un pequeño detalle a todos los residentes y al equipo de trabajo que nos acompañó también.

Palabras emotivas y una inyección de vida difícil de olvidar… ¿cuántas veces saldrán a la palestra recuerdos de ese día?

Desde La Sentencia de Jesús solo nos queda dar las gracias no solo por la bonita experiencia de compartir mesa y sensaciones, sino además por toda la ayuda que desde la Residencia se nos brinda siempre y totalmente desinteresada. Gracias de corazón.

Transcurría el día y los acontecimientos se sucedían. Por un lado, el hermano Antonio echando fotos a los hermanos para decorar el nuevo salón y la página web. Por otro, el hermano Raúl instalando el proyector para la presentación de la página web, por otro lado (si otro más) ultimando la casa para la visita de Las Tribulaciones de Sara y posterior cena. ¡Quieres estar en todo y te falta día!, suele pasar en La Sentencia.

Llegan las ocho de la tarde y suena la Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de los Afligidos. Se veía venir mucho sentimiento en las palabras de nuestro querido “webmaster Raúl”. Tras la presentación del presidente, Raúl nos introduce en la nueva página web, un proyecto que vuelve a ver la luz dieciséis años después de su primera creación y diez años después del primer boceto de este nuevo proyecto. Un trabajo hecho a imagen y semejanza del cuartel que permitirá mostrar al mundo lo que se esconde detrás del rostrillo de Los Doctores de la Ley. Gracias hermano por dedicarnos tu tiempo.

Casi sin tiempo para reponernos de las buenas sensaciones de la web, las hermanas de Las Tribulaciones de Sara nos visitan para disfrutar de unas uvitas. Unas emotivas palabras y unos presentes para el recuerdo. Se hizo un reconocimiento especial a la hermana Cristina Martin Estepa por su ayuda desinteresada con La Sentencia de Jesús desde hace ya más de 10 años. Desde estas líneas le volvemos a dar las gracias y tanto a ella como a su Corporación, empujarles a seguir haciendo Semana Santa como solo este colectivo sabe hacer, ahora desde el seno de la Hermandad de la Oración del Huerto y María Stma. de la Victoria.

Fue entonces cuando sonaron los tradicionales tres golpes de llamador y ahora sí, “…llegamos al Sábado de Cuaresma…” como decían las famosas letrillas.

En el tapeo, una cascada de intervenciones que no permitió dejar de aplaudir al calor de unas palabras bonitas. En primera instancia, el hermano Daniel hizo entrega de los cuatro Doctores enmarcados (que el jefe de mantenimiento se encargó de colgar en la pared 2 minutos después…). Era su segunda vez fuera de su Corporación Los Ataos en quince años y su eterno amor hacia nosotros no pasó desapercibido. Gracias Dani.

Acto seguido el hermano Ezequiel Migueles se levanta y dando gala de su buen hacer, sirvió uno de los mejores momentos que se recuerdan. Dedico unas bonitas palabras a dos hermanos y les regaló todas las patas que en el pasado se habían llevado, pues eran estos dos hermanos (Raúl y Luis) los únicos hermanos de la Corporación que contaban con las siete patas de la vieja. Una obra de arte hecha a mano, que fue el complemento perfecto a sus palabras y grandísimo detalle. Con hermanos como Ezequiel, Raúl y Luis el futuro está garantizado. (Puedes ampliar la información de patas en el apartado “Recuerdos” de esta página web.

Todavía sonaban los aplausos y Javier Urbano presentó el otro gran nuevo proyecto de la Corporación. El anuario interno “El Sanedrín”, una ventana donde los hermanos hablan y transmiten sentimientos, un punto de encuentro. Tuvo una grandísima acogida y se alzaron unas vivas y abrazos por este nuevo proyecto. Gracias al hermano Javier porque en su vuelta a la Corporación ha sabido coger las riendas de numerosos proyectos recuperando así su tradicional buen hacer en esta, su casa.

Subimos al Calvario y se sucedieron los canticos con unas y otras Corporaciones. A la bajada, se levanta Javier Delgado para hacernos llegar la emoción de juntar en una misma mesa a los cuatro hermanos de su familia. Entonces un caldo para unos cuerpos eufóricos, unas palabras del jefe de protocolo Toni Ruiz y se apaga la luz…de repente, “todo se hace oscuro”. Silencio, el hermano presidente Oscar Cejas está en el atril, y nuestra querida vieja va a perder una nueva pata.

Por circunstancias de la vida, han sido cuatro cuaresmas, más de 1200 días los que han pasado desde que Gregorio Triviño, el hermano patero de dicho sábado, pasó su última noche cuaresmal en su casa cuartel. Aunque cada cena en el cuartel es muy especial, tenía esta noche un toque mágico para él. Oscar hizo mención de su buen hacer en la Corporación desde 2002, haciendo hincapié que la distancia (pues vive en Inglaterra) no ha hecho una pausa en la constancia del trabajo, sino que incluso la ha reforzado para disfrute de su Corporación. Entre aplausos se levantó la pata del segundo Sábado de Cuaresma “Tentaciones”. Tras la lectura del Evangelio, el hermano Gregorio quiso aprovechar para compartir la emoción del momento con los allí presentes haciendo reflexionar sobre lo grande que es lo que hemos conseguido todos juntos como una familia. Un fraternal abrazo con el presidente dio lugar a que la emoción inundara al hermano Palmita, que se vio obligado a dedicar la poesía del ausente al hermano que quiere y no puede. Cerraba la mesa el presidente con un mensaje en hebreo…y contando los días hasta la siguiente…

«…son momentos así, miradas así, palabras así…las que dan vida al ausente. Decía mi pregón: – Ahora que no soy ausente, ahora que vengo a verte, todo se hace oscuro…- y así fue. Sigo soñando a día de hoy. Gracias hermanos…”

Gregorio Triviño Luna

Hermano de la Corporación

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Asociación La Sentencia de Jesús - 1º de los Afligidos. Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es la de gestionar y moderar los comentarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1&1 Internet España, S.L.U. (proveedor de hosting de lasentenciadejesus.com) dentro de la UE. Ver Política de Privacidad de 1&1 Internet España, S.L.U. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiéndonos a info@lasentenciadejesus.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: https://www.lasentenciadejesus.com, así como consultar nuestra Política de Privacidad.

error: