Ya estamos inmersos en plena cuaresma y hoy quiero hacer referencia al Evangelio, ya que tiene una buena reflexión para todo lo que está aconteciendo en el mundo.

Lectura del Santo Evangelio según san Lucas (4,1-13):

“Jesús, lleno de Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto por cuarenta días, y era tentado por el diablo. Y no comió nada en aquellos días, pasados los cuales, tuvo hambre.

  • Diablo: Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan.
  • Jesús: Escrito está: No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios.

Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra.

  • Diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos, porque a mí me ha sido entregada y a quién quiero la doy. Si tú postrado me adoras todos serán tuyos.
  • Jesús: Vete de mí Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás.

Y le llevó a Jerusalén, y le puso sobre el pináculo del templo.

  • Diablo: Si eres Hijo de Dios échate de aquí abajo; Porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden y en las manos te sostendrán, para que no tropieces con tu pie en piedra.
  • Jesús: Dicho está: no tentarás al Señor tu Dios.

Y cuando el diablo hubo acabado toda tentación, se apartó de él por un tiempo.”

Palabra del Señor

El Evangelio nos transmite la vida del día a día y que, extrapolándolo a lo que hoy estamos viviendo, se podría decir que nos encontramos en el desierto, desorientados, sin saber qué hacer, porque un pequeño intruso nos está quitando todo y podría llegar a confundirnos. En momentos como estos debemos ser fuertes, tener fe, mirar hacia delante y ser pacientes, como lo ha sido el hermano que hoy va a tener el honor de quitar otra patita a nuestra querida vieja.

Un hermano que, sin ser de Puente Genil, lo da todo por vibrar de emociones, por compartir mesa con su Sentencia, por brindar con un vaso de uvita o por abrazar a un hermano.

Tus andaduras mananteras comenzaron en 2008, donde empezaste a formar parte de esta gran familia. Has ido avanzando mucho en estos años, haciendo un esfuerzo increíble, ya que siendo forastero y no teniendo raíces mananteras, vives la Cuaresma pontana con gran ilusión.

Este año tiene que estar siendo difícil para ti hermano, pero quiero que cuando mires esa pata te acuerdes de que aquí tienes treinta y un corazones sentenciados, que, aunque no puedan abrazarte están a tu lado en cualquier lugar y en cada momento.

Hoy toca ser humilde y paciente para volver a reencontrarnos, para ver esa cara de felicidad el Miércoles Santo, haciendo tu particular estación de Penitencia, portando al que, sentado en dura peña, postrado está, calle Aguilar arriba al son de un pasodoble.

Hermano Nacho, me enorgullece que una gran persona como tú sea sentenciado, espero que disfrutes de este día y que pronto podamos abrazarnos y brindar todos juntos.

«¡Un fuerte abrazo para el hermano Ignacio Sanz Ramirez

Ezequiel Migueles Ruiz

Presidente de la Corporación

1 Comentario

  1. Grego

    Enhorabuena hermano! Un abrazo

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Asociación La Sentencia de Jesús - 1º de los Afligidos. Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es la de gestionar y moderar los comentarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1&1 Internet España, S.L.U. (proveedor de hosting de lasentenciadejesus.com) dentro de la UE. Ver Política de Privacidad de 1&1 Internet España, S.L.U. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiéndonos a info@lasentenciadejesus.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: https://www.lasentenciadejesus.com, así como consultar nuestra Política de Privacidad.

error: