“Semana Santa 2019”. El tiempo pasa sin darnos cuenta, y hay algunos momentos de nuestra vida que desearíamos que pasaran más despacio. Llegó nuestra Semana Mayor.

Comienza con nuestra habitual comida de las mujeres, a las cuales les tenemos siempre que agradecer la paciencia y comprensión que tienen, con respecto a nuestro querido y deseado cuartel. A las que le quitamos horas para poder seguir con este gran sueño que no tiene otro nombre que el de “LA SENTENCIA”. Se hizo todo lo posible para compartir y que vivieran desde dentro nuestra Corporación, nuestras vivencias y nuestra forma de ver y hacer Semana Santa.

Y como si de un sueño se tratara, del que no queremos despertar, llega nuestro gran Domingo de Ramos. Ese al cual le tenemos un gran cariño, y que afrontamos siempre con un sinfín de nervios acumulados. Por un lado empieza nuestra deseada, durante todo el año, Semana y por otro, casi al finalizar dicho almuerzo sorteamos los turnos de figuras, esas figuras centenarias que tanto esfuerzo nos ha supuesto conseguir y lucimos por las calles pontanas con tanto orgullo. Pero no adelantemos acontecimientos.

Empezamos temprano, vestidos como la ocasión lo requiere, y nos reunimos para escuchar atentamente a nuestro hermano Gregorio Triviño presentando unos objetos de patrimonio muy valioso, no solo por el tema económico, sino por lo que representan y que, como él bien explicó, no lo tienen en ningún cuartel pontano. Todos nos quedamos incrédulos al escuchar de dónde proviene dicho patrimonio y todo el esfuerzo y pasos que han tenido que dar, nuestro querido hermano y su comisión correspondiente, para obtener la mayor información posible de la autenticidad, veracidad y antigüedad de dicha adquisición. Y sin más, todos inmortalizados para el recuerdo con una foto. Colgamos el patrimonio en sus respectivos lugares y nuestro hermano presidente nos llama, con tres golpes en el llamador, como es habitual, para comenzar dicha comida. Increíble almuerzo como solo nosotros sabemos hacerlo, con nuestras coreadas, saetas cuarteleras y siempre con un respeto al hermano, ya sea invitado o no, para ser escuchado. Dos de las intervenciones que hay que destacar, porque son asiduos a dicho día dejando a su cuartel, son Tejero y Santiago Gil (padre). Los cuales siempre son bienvenidos, y nos recuerdan que mientras puedan estarán ese día con nosotros, porque ellos saben perfectamente que “La Sentencia” siempre les tendrá un hueco en nuestra mesa reservado.

Y sin darnos cuenta empieza el sorteo de figura, ese al que todos estamos deseando llegar y escuchar nuestro nombre con la postura deseada. Cara de nervios, de intriga y al finalizar todo, y ya cerrada la comida, tertulias entre hermanos para el cambio de dichas posturas y comentarios varios.

Por la noche se vive uno de los momentos más emotivos y entrañables que solemos recordar, sobre todo para uno de los nuestros. En esta ocasión le tocó a nuestro hermano Paco “Palmita”. Reconocido, y con buena fe, hermano ejemplar de dicho año. Un hermano que siempre está para el que lo necesita, siempre crea un ambiente manantero como pocos y hace que muchas de nuestras comidas, reuniones y eventos sean más amenos aun si cabe. Y con esto cerramos este gran Domingo de Ramos que quedará en nuestra memoria por siempre.

Llegó nuestro Martes Santo y la salida de nuestro Titular, al que le debemos gran parte de nuestros logros en la corporación. Sin dudar sé que fue una noche increíble, en la que pasearon como se merece por las calles de Puente Genil al Señor de la Caña e hicieron vibrar de emociones al pueblo con su forma de andar y su respeto en el cortejo.

Miércoles Santo, ¡qué decir de este día! Empieza, como se dice, la parte de la Semana Santa más tradicional de nuestro querido pueblo. Aun siendo yo forastero, me siento uno más de allí, gracias a que todo el mundo te hace sentirlo así. Día complicado para mí, como opinión particular, porque después de ocho años siendo los pies del Señor de la Humildad y Paciencia, no he podido serlo. Pero gracias a mi corporación, que en todo momento me arroparon y me dieron el cariño necesario para pasar el “mal” trago, todo fue mejor de lo esperado. Es más, creo q ha sido uno de los mejores Miércoles Santo de mi vida, ya que he vivido La Sentencia en todo su esplendor. Por inclemencias meteorológicas los pasos de dicho día tuvieron que reducir su recorrido y no se pudo ir a ver el “encierro” como todos los años acostumbramos. Y como dije cenando en mi intervención, para mí sois todos mis padres mananteros, ya que al no tener unas raíces pontanas, todos mis hermanos de cuartel aportáis lo mejor de vosotros, de vuestra vivencias y enseñanzas para que aprenda, viva y sienta tanto esto que tanto nos gusta y vivimos.

También cabe destacar todas las intervenciones de nuestros hermanos reviviendo lo sucedido ese gran Martes Santo, donde se hizo gala de su buen andar y elegancia, saber estar y respeto de unos costaleros y hermanos de luz en nuestro gran día, con nuestro Titular en la calle. El hermano Javier Matas nos hace un presente, increíble, a toda la corporación, con el motivo de crear una bonita costumbre. Este no es otro que una vara tallada a mano para que nuestro presidente nos guie todos los años en nuestra Semana Mayor. Dentro de este presente hay guardado un papel con todos los presidentes y hermanos ejemplares de los distintos años de nuestra vida de corporación.

Jueves Santo, ¡qué gran día para cuatro hermanos! Ya que, después de quince años “aguantando” en el cuartel, se le hace un reconocimiento, como es debido, y entrega de un pin, el cual le será colocado a manos de una persona muy especial para este. Estos hermanos son José Ramón (Román, para conocerlo mejor), Luis Jiménez, Javier Matas y Víctor Migueles. Hermanos que siempre han estado, cada uno a su manera, al pie del cañón y han dado todo por conseguir lo que hoy en día tenemos, que no es poco, ayudando a tener un hueco en la Semana Santa de Puente Genil y a llegar a ser un referente para algunos cuarteles jóvenes, lo cual nos llena de satisfacción y orgullo. Dichos hermanos nos deleitaron con sendos discursos emocionantes de estos 15 años junto a La Sentencia. Nos recordaron vivencias y hechos que les han marcado a lo largo de estos años, siendo en el caso de alguno de ellos la pérdida de familiares que atendieron la llamada al Terrible, quienes sabemos que estén donde estén se sentirán orgullosos por todo lo que sus hijos han conseguido.

Por inclemencias meteorológicas, nuestras figuras no pudieron realizar su desfile ya que ningún paso pudo salir a procesionar por las calles de Puente Genil. Al final, hicimos lo que mejor se nos da: SENTENCIA. Tuvimos una cena muy agradable, en la cual nos preparamos al final de esta para realizar nuestra estación de penitencia, como todos los años. Unas estaciones llenas de respeto, emoción y solemnidad. Donde tuvimos la gran suerte de poder visitar a Ntro. Titular dentro de la Casa Hermandad, hablar con Él y poder pasar juntos otro ratito más a su lado en el transcurso de nuestra Semana Mayor.

Viernes Santo. Al toque de Diana, al que el pueblo se postra ante el Terrible, empieza nuestro Viernes. Día grande donde los haya en Puente Genil, en la que todas las figuras le muestran pleitesía con las reverencias hacia nuestro Patrón. En particular, este año tuve la gran suerte de que me tocara el turno de figura del Viernes Santo Calle – Santa Catalina. Un turno que, aun siendo corto, es de los más intensos que he vivido pudiendo realizar dichas reverencias mirándolo a los ojos, algo que impresiona y a la vez emociona mucho. Luego volvimos a hacer historia, recreando la foto de hace 100 años de los Doctores de la Ley con los Dones del Espíritu Santo (1º de la Soledad). Algo que quedara en el recuerdo eternamente y que tuve la suerte de participar en primera persona.

Llega el medio día, y antes del almuerzo, el cuartel baja a la Plaza de la Constitución con nuestro avituallamiento correspondiente para esperar a nuestras figuras que terminen de su turno en la Calle la Plaza. Este momento lo llenan tertulias sobre el transcurso de la Semana, entre otras, y el ver al Terrible como es sentenciado a muerte por Poncio Pilato, a cargo de la Corporación del Pretorio Romano. Este año, casualidades de la vida, Paco Jiménez, hermano de Luis J. Jiménez, es el encargado de sentenciar a Jesús Nazareno cuando a este último se le ha entregado el reconocimiento de los 15 años. Recogemos y nos disponemos a ir al Cuartel para almorzar. Comida emocionante, con mucho canto y poesías, donde destacar la poesía de un hermano invitado, Antonio Carlos, hermano de Las Lamentaciones de Jeremías, la cual nos emocionó con su buena y gran ejecución. Y otro hermano invitado, Tati, que al presentarlo, nos cantó una saeta que nos enmudeció de la emoción. Una comida a la altura del día que es.

Se acaba la comida y como es habitual el turno de figura se prepara para hacerle las últimas reverencias antes de que el Terrible vuelva a “su hogar”. Los demás hermanos preparamos nuestra sangría correspondiente, la cual subimos al Calvario para ver a nuestras figuras y luego tomar algo mientras pasamos un rato agradable con los hermanos, parejas, amigos y familiares que quieran unirse.

Llega la noche, como se dice en una coreada, Viernes Santo triste día. Sentimos que, aunque quede una de las mejores cenas de la Semana Santa, sabemos que esto llega a su fin. Cena increíble, en la que entre cuarteleras y hermanos se hace indescriptible. Hermanos que hacen referencia de la semana que han vivido, donde destacar la de nuestro Hermano Ejemplar, que nos reitera que ha sido una de las mejores Semana Santa de su vida. Para cerrar la mesa, el hermano Ezequiel presenta su candidatura a la presidencia del año siguiente y nuestro hermano Raúl García nos deleita con una gran poesía dando así fin a la cena. Todos los hermanos nos dirigimos a ver los “encierros” de los paso de esta noche, haciendo una parada en la casa de nuestro hermano Carlos, quien nos abre sus puertas para una “repostada” de alimento y anís. Y sin darnos cuenta se nos acaba, aunque todavía queden dos días más de nuestra Semana Mayor, nuestro sueño de 2.019, que como se suele decir, este ya no vuelve y se nos quedará en nuestro recuerdo para siempre.

Domingo de Resurrección, en la cual se procesionan todas las figuras de todas las corporaciones ante Ntro. Padre Jesús Resucitado, donde el pueblo puede ver recreado todo el Antiguo y Nuevo Testamento. Al término del desfile procesional de nuestras figuras bíblicas nos espera un tapeo arropado por el resto de hermanos que esperan a sus cuatro Doctores y, posteriormente, un almuerzo con nuestra Junta correspondiente de final de ciclo, en la cual se podría decir que se pone el reloj otra vez a cero. Volvemos a ilusionarnos con la Cuaresma y Semana Mayor del año que viene, recordando con anhelo todo lo vivido en esta época, ya pasada, tan especial para nosotros.

Para finalizar y como algo particular, agradecer a todos y cada uno de mis hermanos la gran Semana Santa que me habéis hecho sentir. Todos aportáis mucho para crear este sueño, del cual no quiero despertarme, y la verdad, no sé qué sería de mí en mi vida actualmente sin «La Sentencia».

…“agradecer a todos y cada uno de mis hermanos la gran Semana Santa que me habéis hecho sentir. Todos aportáis mucho para crear este sueño, del cual no quiero despertarme”…


Ignacio Sanz Ramírez

Hermano de la Corporación

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Asociación La Sentencia de Jesús - 1º de los Afligidos. Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es la de gestionar y moderar los comentarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1&1 Internet España, S.L.U. (proveedor de hosting de lasentenciadejesus.com) dentro de la UE. Ver Política de Privacidad de 1&1 Internet España, S.L.U. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiéndonos a info@lasentenciadejesus.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: http://www.lasentenciadejesus.com, así como consultar nuestra Política de Privacidad.

error: