Sábado Carnaval 2024

Apenas sin darnos cuenta y sin tiempo para digerir lo acontecido con los peques de la Corporación del pasado 5 de enero nos situamos en el comienzo de una nueva Cuaresma. El transcurso de este primer mes del año ha sido algo atípico, con temperaturas primaverales, como si todo quisiera empujar a la llegada de una nueva Semana Santa.

Damos paso así, solo 48 horas después del gran reencuentro con la Mananta a disfrutar de un primer sábado de Carnaval, que como todos ya sabemos y no hace falta detallar en estas líneas, es el típico adelanto a todo esto que sólo se vive en la Puente, la tierra de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Nos disponemos a degustar las primeras viandas preparadas y servidas con ese esmero y cariño especial por nuestro equipo de cocina y sala, quienes tras ataviarse de forma uniformada por el detalle recibido por la Corporación y escuchar las palabras de nuestro presidente hacia ellos, no les es fácil disimular la alegría con la que trabajan en casa.

Un servidor, ante la ausencia del hermano Luis y la petición del presidente Javier, es el encargado de llevar el  orden de la mesa, dejando libertad a los hermanos a intervenir durante el transcurso de la noche. Destacar, que los primeros invitados en llenar nuestra mesa son los acompañantes de nuestro hermano José Ramón, quienes nos visitan año tras año, dejando muestra de su agradecimiento por la acogida en una intervención más que acertada por parte de uno de ellos. ¡Gracias por querer seguir viniendo siempre a casa!

Unas palabras de Javier Urbano hacia el recién incorporado hermano de prueba José Priego y quién nos detalla la imposibilidad de Rubén Barcos de asistir por unos problemas de salud (desde aquí deseamos su pronta recuperación, pronto lo tendremos disfrutando de la Mananta), sirven para abrir el camino hacia el Calvario. De la mano de José y Daniel Aguilar, vamos degustando ese manjar del pueblo vecino de Moriles buscando otro nuevo encuentro con él, nuestro Patrón.

Una vez en el empedrado, disfrutamos de unos cánticos junto a las ya tradicionales Corporaciones que nos situamos cerca de ellas rezándole al Terrible.

Es hora de volver a casa, de seguir sintiendo en la mesa. Tras unas cuarteleras y coreadas decido presentar al hermano Roberto Aguilar, siendo objeto de su intervención la entrada de su hermano Daniel a la Corporación, trayendo hermosos recuerdos de su etapa anterior en la segunda generación de La Sentencia. ¡Qué maravilla poder disfrutar ambos hermanos juntos en la mesa!

De repente, un silencioso y oscuro salón comienza a derramar los últimos coletazos de magia de la noche. Es un momento respetuoso y muy especial en nuestra Corporación. Cada año, sábado tras sábado lo vivo con un entusiasmo y felicidad exultantes, ya que escuchar las merecidas palabras del presidente hacia el hermano premiado es algo que nunca debe perder su encanto y nos hace ser especiales en la forma de vivir nuestras tradiciones. Esta vez, y después de 8 años, me tocó a mi coger rumbo hacia la Vieja. No pensaba de ninguna manera que en el pensamiento de nuetro presidente estuviera otorgarme esa primera pata de Carnaval. Sus palabras se fueron adentrando en mi corazón y una emoción vibrante hizo que mis ojos se impregnaran de brillo.

La situación personal, gracias a Dios que no es nada de salud, me impide estar todo lo que quisiera por mi Corporación. La verdad que hecho de menos el poder ayudar más y estar al pie de mi Sentencia y Doctores en todo lo necesario.

Doy gracias al Señor de los Afligidos por todo el cariño que me dan mis hermanos de Corporación, cualquier invitado que pisa nuestra casa, que es la suya también, por poder darle vida a unas figuras Centenarias y disfrutar de ellas junto a vosotros y por permitirme vivir un sueño que dura ya casi 25 años.

¡Muchas gracias hermanos, muchas gracias presi!

¡Viva la Sentencia de Jesús!

¡Viva los Doctores de la Ley!

«…doy gracias al Señor de los Afligidos por permitirme vivir un sueño que dura ya casi 25 años…”

Raúl García Rivas

Hermano de la Corporación

Jueves Lardero 2024

Este año sería un Jueves Lardero un poco más especial, ya que por motivos laborables llevo varios años sin poder asistir, también son varios años los que llevo sin hacer las patas para nuestra vieja, sin embargo, este año si las he podido realizar.

Sobre las 20:30 vamos al cuartel, como es tradición los hermanos asistentes llevan una tapita hecha de casa. Ya hay algunos hermanos que están montando la mesa y otros en cocina preparando esas tapas. Este año, por motivos meteorológicos, se suspende la salida del Imperio y el encuentro en los Frailes.

Aguantamos un rato más en la barra tomándonos las primeras uvitas de la noche y teniendo las primeras tertulias de este año, suenan los tres golpes del llamador, que dan paso al salón. Ya en el salón, se palpan las ganas y se entornan las primeras cuarteleras y canticos. Durante el transcurso de la cena el presidente nos enseña los nuevos atuendos que este año llevaran el equipo de sala y cocina, que se presentaran y estrenaran el sábado de Carnaval. Se le cede el turno de palabra a nuestro hermano Braulio para que nos deleite con unas palabras de su primera cuaresma ya como hermano de pleno derecho. Nuestro hermano Luis pide la palabra para tener un bonito detalle con la Corporación entregando un cuadro con una poesía del Jueves Lardero, de Carlos Delgado.

Uno de los momentos más esperados de la noche se acerca, pues todavía tenemos a la vieja sin esas ansiadas patas, pero primero se da paso a nuestro hermano ejemplar Samuel Arroyo Pato para que le cuelgue a la vieja esa medalla que con tanto cariño a llevado durante el año y con unas bonitas palabras y besando la medalla se desprende de ella para colgársela a la vieja. Sigue la noche y vemos que nuestro presidente se levanta y coge un sobre, se dirige al atril y comunica que vamos a proceder a colgarle las patas a nuestra vieja. En esta ocasión, empieza nuestro hermano Sergio que cuelga la de Carnaval, a su vez da paso a Luis para Tentaciones, Antonio Luque Transfiguración, yo con Diablo Mudo, José María con Pan y Peces, Samuel con Pasión y cierra las patas Javier Delgado con Ramos. Todos los hermanos nos deleitaron con unas bonitas palabras antes de colgar cada pata, pero todavía no habíamos terminado ya que como somos un poco más especiales falta la entrega de una octava pata llamada PREPATA, que antiguamente la entregábamos en el día de las puertas abiertas durante la cena y que ahora llevamos dos años haciéndolo el Jueves Lardero. Nuestro presidente deleita con unas bonitas palabras al hermano al que le va a tocar este año llevarse la primera pata. Durante esas palabras se va descartando quien puede ser y vamos viendo quién será el afortunado este año y, sí tenía toda la pinta de que en este caso me tocaba a mí, y como era de esperar al final dijo mi nombre (un fuerte aplauso para Javier Matas Gámez).

Me dirijo al atril para abrazar al presidente y agradecer las palabras que ha tenido hacia mi persona, mi última pata fue la de Pasión en 2022. Deleito a los presentes con unas bonitas palabras y agradezco la acogida que siempre tienen con mi familia, también aprovecho para explicar un poco la ejecución de las patas, ya que este año no hay ninguna igual; este año son todas diferentes y son nuestros recuerdos.

Carnaval: con nuestro escudo, Tentaciones: con el regalo que se hizo en la primera comida de madres, Trasfiguración: aparecen nuestros hermanos Samuel y Delgado con el rostrillo levantado antes de la incorporación, Diablo Mudo: un rebate junto a Zadok, Pan y Peces: el misterio de Afligidos, Pasión: salgo yo haciendo las reverencias en Santa Catalina, Ramos: los Doctores en fila en nuestra calle un Domingo de Resurrección y, por último, la Prepata en la que aparece nuestra Vieja Cuaresmera. Y así, poco a poco, se va cerrando la cena y los hermanos presentes van firmando la pata, y aquí acaba un buen Jueves Lardero lleno de reencuentros.

  Javier Matas Gámez, Jueves Lardero 2024

«…deleito a los presentes con unas bonitas palabras y agradezco la acogida que siempre tienen con mi familia…”

Javier Matas Gámez

Hermano de la Corporación

El día de la ilusión

¡Pues nos llegó la hora! El de volver a ilusionarse y disfrutar de un día tan especial como el de las cabalgatas de Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente.

Este año vivido de una forma diferente, ya que hemos participado en el desfile con nuestra propia carroza “El Grinch”.

Una vez más los hermanos de la Sentencia, sus familias y amigos se unieron para disfrutar del día, compartir un pequeño almuerzo y empezar con la puesta a punto de mujeres y niños, para que seguidamente le continuaran los hombres con unos atuendos más sencillos. Pues como si un día de la cruz se tratase, el cuartel se sentía vivo, cargado de nerviosismo y desbordado de felicidad, pero esta vez no era para hacer unas reverencias o vestir unas posturas, ahora tocaba participar en la cabalgata de Reyes y repartir felicidad y alegría por las calles de nuestro pueblo.

Cierro los ojos y me lleno de alegría recordando el pasado día cinco, día para enmarcar en el recuerdo, donde nunca se me olvidará la cara de todos mis hermanos disfrutando y rebosando felicidad, de las mujeres de mis hermanos donde se involucraron para que nuestra carroza no le faltara colorido y originalidad, a los familiares y acompañantes que nos enriquecieron con su compañía, y los protagonistas y motivo de este evento, a los hijos e hijas de mis hermanos donde la ilusión de este día les hacía brillar los ojos, donde ya van aprendiendo que en sus vidas tienen dos familias, una la de sangre y otra la grande, la del cuartel.

Y como colofón a todo esto, vivir estas vivencias junto a mi hijo, hija y mujer, piezas angulares en mi vida y fuente de felicidad.

Lo bueno de todo esto hermanos es que esto acaba de empezar, disfrutemos el momento que la vida es un “chisquío”.

¡Un fuerte abrazo!

«…como colofón a todo esto, vivir estas vivencias junto a mi hijo, hija y mujer, piezas angulares en mi vida y fuente de felicidad…”

Óscar Cejas Chacón

Grinch de La Sentencia 2024

Sábado Pan y Peces 2023

Difícil de explicar la vivencia del pasado sábado en Puente Genil. Casa Cuartel de Los Doctores de la Ley – “La Sentencia de Jesús”.

Para quien es cofrade, la cuaresma tiene un sentir muy especial, una forma de prepararte a la semana más grande del año.

Cuando fui invitado por mi amigo David Bascón a vivir su cuaresma en su Casa Cuartel, estaba expectante a lo que me iba a encontrar.

Me sorprendió el concepto de Casa Cuartel y su organización, todos los detalles estaban compaginados para hacer cada sábado de Cuaresma algo único y especial.

Cada símbolo, cada acto, cada historia estaba cargada de una tradición y sentimiento digno de contar.

Ver como el concepto de unión y hermandad lo llevan con todos los que componen esa casa cuartel.

Como los invitados éramos acogidos con los brazos abiertos e intentaban transmitir y enseñarte todas sus vivencias y anécdotas.

Me llegó a dar envidia ver cómo esa vivencia la tenían enseñada desde chicos y así un pueblo entero cuidaba de su tradición más grande.

Ver cómo cada calle se respiraba un sentimiento arraigado de generación en generación.

En definitiva, consiguieron transmitirme que su pasión era mi pasión.

¡VIVA LA SENTENCIA DE JESÚS!
¡VIVA EL GRUPO!

«…consiguieron transmitirme que su pasión era mi pasión…”

José Ramón Alonso Morales

Invitado de Guadix (Granada)

Sábado Diablo Mudo 2023

Si algo tengo claro es que el cuarto Sábado de Romanos de 2023, Sábado de Diablo Mudo, quedará en nuestra retina marcado durante mucho tiempo, la ocasión lo requería, dos Corporaciones homogéneas en tiempo, juntas, vaciándose, dando lo mejor de cada una.

Antes del comienzo de la cena, quisiera mostrar mi agradecimiento por la visita previa a nuestra casa, por motivos personales no pude estar presente, pero mis hermanos me comentaron que fue un rato muy agradable, fue el pistoletazo de salida a la gran noche que viviríamos momentos después.

La mesa empezó tranquila, pero el discurrir de los minutos, tras la bendición de la misma, dio paso a un sinfín de cánticos, cuarteleras, y hasta alguna saeta que nuestros hermanos realizaban con todo su empeño.

Como bien dije en mi intervención, quien no se emociona escuchando una poesía, una buena coreada, una cuartelera bien cantada, pues esas sensaciones, son las que creo que cada hermano que disfrutó de la comida se ha tenido que llevar a su casa, a ese espacio, donde año tras año, guardamos momentos que se recordaran en el tiempo, momentos que vivimos en esta, nuestra bendita cuaresma pontana.

Antes de subir a las cumbres del Calvario, costó arrancar, y es que se estaban viviendo con tanta intensidad los momentos de la mesa, que parecía que no se quería ni acabar con el tapeo, nos dispusimos a subir, en armonía, con un recorrido nuevo para nosotros, pero que con vuestra compañía, se nos hizo ameno, siguiendo con el ritmo del tapeo, en un ambiente manantero sin igual.

Ya en la cena, las emociones seguían aflorando, el ambiente no decaía y la gente seguía volcada, nos intercambiamos las patas, un honor para mí entregarla a vuestra Corporación, y por supuesto, un honor más grande recibir la vuestra, estará en un buen rincón de nuestra casa.

Que especial el pueblo de Puente Genil, sin igual, al igual que su Cuaresma, diferente a la de cualquier otro pueblo o ciudad, que permite que dos Corporaciones compartan mesa y sean bandera de cultivar con cuidado y respeto, las tradiciones que nuestros antepasados nos dejaron.

Tras finalizar la cena, pasamos a seguir la tertulia, ya algo más relajados, y como era de esperar, el ambiente en ningún momento aflojo, estando hasta altas horas de la noche, y personalmente, llevaba sin comer huevos fritos años, gracias al hermanos David Bascón por el detalle.

Me gustaría agradecer a los hermanos que nos dedicaron unas palabras en la mesa, el cariño con el cuál hablaron de nosotros, a vuestro presidente, por la facilidad que ha puesto a la hora de organizar la comida, y en general, a toda la Corporación Bíblica de La Sentencia de Jesús – Los Doctores de la Ley por la gran acogida y por poner todo el entusiasmo e ímpetu en que la comida fuera extraordinaria, como Corporación, y en nombre de todos mis hermanos, para ser la primera vez que salimos de nuestra bendita casa, habéis sido los mejores anfitriones que se podía tener, y como ya se dijo, cada Corporación, con sus costumbres y tradiciones, pero siempre, hermanos, que no se nos olvide, haciendo mananta, haciendo Semana Santa de Puente Genil.

Me despido, con el mayor de mis deseos para que se repita pronto esta comunión y hermandad que vivimos el sábado, deseando salud eterna para vuestra Corporación y que el resto de Cuaresma y por supuesto la Semana Mayor de 2023 sea todo un éxito para vosotros. Un brindis virtual por todos los hermanos de La Sentencia de Jesús – Los Doctores de la Ley

¡VIVA LA SENTENCIA DE JESÚS!
¡VIVA LOS DOCTORES DE LA LEY!

«…Puente Genil, sin igual, al igual que su Cuaresma, diferente a la de cualquier otro pueblo o ciudad, que permite que dos Corporaciones compartan mesa y sean bandera de cultivar con cuidado y respeto, las tradiciones que nuestros antepasados nos dejaron…”

José Manuel Cabezas Leiva

Presidente de "Los Martirios de Jesús"

Sábado Tentaciones 2023

Este año en que los carnavaleros teníamos vía libre para disfrutar plenamente de los primeros sábados en nuestro cuartel, una gripe tonta me hizo perderme la primera batalla de esta cuaresma. Por ello, este segundo sábado de tentaciones despertaba impaciente por apretarme en abrazos con mi gente y derramarme en las primeras vivencias del año en cuestiones mananteras.

Al mediodía tuvimos la suerte de compartir almuerzo con los hermanos del Primero de La Soledad. Disfrutando de su mezcla cuasi perfecta de veteranía y juventud y empapándonos de las sabias palabras de su decano y de la enciclopedia viva que es su hermanito Rafa Luque, que nos hizo un magnífico repaso sobre la historia de nuestros Doctores y Los Dones del Espíritu Santo. Buen comienzo para un sábado que ya apuntaba maneras.

Ya en nuestro cuartel y una vez bendecida la mesa por nuestro hermano decano, La Sentencia puso en marcha la locomotora de sentimientos y, aunque tan sólo estábamos en el segundo sábado, el ambiente se tornó con la calidez de los últimos momentos de la cuaresma, cuando ya se roza con la punta de los dedos el principio de una nueva Semana Santa.

Los hermanos Nacho Sanz y Rafael Cabello serían los encargados de regar nuestras gargantas con los caldos de nuestra tierra y conducir nuestra alpatana hasta las cumbres del Calvario. Durante la cena, brotaron un reguero inagotable de coplas y sentidas cuarteleras.

Y llegó el momento culmen de la noche. El silencio y una luz tenue precedían a las palabras de nuestro presidente para la entrega de la pata. Inevitablemente se te vienen a la cabeza nombres de los hermanos que crees que la merecen. Mientras avanza en su discurso, sus cálidas y cariñosas palabras no dejaban lugar a dudas. Esta vez tendría yo el honor de quitarle la pata a nuetra querida vieja. Con manos temblorosas le arrebaté un trocito más a nuestro peculiar e inexorable reloj manantero que nos marca el compás de la cuaresma. Como cada vez que me enfrento a esta bendita mesa, me dirigí a mis hermanos con torpes palabras. Es muy dificil expresar en ese atril todas las emociones y sentimientos que se agolpan en esos momentos.

Desde estas líneas quiero agradecer a nuestro hermano presidente por regalarme ese momento y al resto de mis hermanos por hacerme sentir orgulloso de formar parte de esta bendita FAMILIA. Gracias por estar a mi lado en los momentos mas importantes de mi vida, tanto en los buenos como en los malos. Gracias por enseñarme cada día cosas nuevas de nuestras tradiciones, por beber de ellas, respetarlas y por querer aprender juntos. Por llevar como bandera a nuestros Doctores, por quererlos, mimarlos y pasearlos por La Puente como ellos merecían, dándole el sitio que por historia les corresponde. Gracias por ser como sois Y gracias por ser unos «hartibles» en el sentido mas radicalmente bueno de la palabra.

¡Viva la Sentencia de Jesús!

¡Viva los Doctores de la Ley!

«…gracias por llevar como bandera a nuestros Doctores, por quererlos, mimarlos y pasearlos por La Puente como ellos merecían, dándole el sitio que por historia les corresponde…”

José Urbano Campos

Hermano de la Corporación

error: